The Purple Hat

Written by on July 22, 2016

The Purple Hat Society.

El Inicio.

En un par de meses se cumple un año desde aquella entrevista sobre emprendimiento que me realizaban en el Coloquio Dimensiones Transgresoras de la Escuela Nacional de Antropología e Historia; en aquél entonces el proyecto que estábamos aterrizando contemplaba el poder brindar trabajo a las mujeres trans y con ello abordar una problemática que he tenido presente desde un principio: ¿Dónde hay cabida laboral para la mujer trans? No podía imaginar que como mujeres con una configuración diferente a la habitual, cisgénero, nuestra subsistencia fuera a través del comercio informal, trabajos de poca monta y el trabajo sexual con los riesgos inherentes que conlleva.
Se convirtió para mí en un problema urgente a resolver, como una mujer acostumbrada a generar soluciones este tema se incrustó en mi mente como uno de los grandes pilares de la discriminación hacia nosotras las personas trans en general, pero de manera personal hacia las mujeres de nuestra población. La ley de identidad nos prometía una posible solución legal ya que al poder acceder de manera más eficaz a nuestra identidad legal podíamos ajustar nuestros títulos y nuestra documentación escolar y, si bien, la ley ha traído consigo un avance sorprendente no ha rasguñado más que la superficie de lo que, al menos yo, considero el gran filtro para acceder a un trabajo digno: la heteronorma. Mencionaba recientemente en un documental esta situación, pues en una entrevista laboral de poco sirve que legalmente mi género y mi nombre sea reconocido cuando el primer filtro es la lectura normativa de una persona que puede o no tener conocimiento del “tema trans” pero que invariablemente me invalidará como un activo laboral valioso en base a que tanto le parezco o no una “mujer de verdad”, dicho de otra manera; en la medida en que pueda yo cumplir un rol social femenino sin ser detectada como una persona trans.

Cuando comencé el camino hacia vivir en congruencia conmigo misma tenía mi estudio de diseño y desarrollo de aplicaciones móviles, en aquél entonces comencé a ejercer activamente mi identidad y poco a poco mis clientes, los clientes que tanto apreciaban mi trabajo, se fueron alejando y otorgando sus proyectos a otros estudios, ninguno de ellos me dijo nunca abiertamente que el problema para ellos era yo, pero era evidente que el comenzar a ser yo les valía más que mis conocimientos, mi experiencia y mis títulos, sus prejuicios les hacía cerrar las puertas que hasta antes de comenzar a ser mi yo más yo, estaban abiertas de par en par, no hubo más llamadas, más juntas ni saludos cordiales, simplemente se fueron para no volver. Al poco tiempo cerré mi estudio. Nuevamente la marea de la vida me arrojaba contra los peñascos y me exigía levantarme de la nada mientras lidiaba con los gastos a los que se sumaba mi TRH, vendí cuanto pude, incluyendo mi bajo Thunderbird que tanto adoraba, para subsistir. La vida nos enseña siempre de maneras muy eficientes y nuevamente me mostraba que si quería vivir tenía que subirme a los tacones y comenzar de nuevo, desde cero.

Historias como ésta propia no son raras entre las personas de nuestra población trans, los mecanismos que adoptamos para subsistir son muy diversos pero todos ellos nos exigen valor, fortaleza, deseo ardiente de vivir… pero ¿y si utilizáramos estas cualidades para ir más allá de las aparentes limitaciones? ¿Qué pasa cuando una persona cualquiera encuentra un motor de vida para levantarse todas las mañanas a trabajar por sus sueños, por sus metas?

Para mí The Purple Hat Society representa muchas metas, propias y de otras mujeres trans que, como yo, quieren trabajar por tener su destino en sus manos, que quieren crecer y que comprenden que las limitantes de los momentos difíciles son sólo escalones para llegar alto. La propuesta del proyecto es ésta, apoyar individual y colectivamente a mujeres trans que están dispuestas a soñar, a crear, a intentar, a fallar, a levantarse de nuevo, pero sobre todo a ser exitosas en los proyectos que elijan y levantar la mano para gritarle a la sociedad que las oprime que son seres humanos valiosos y dispuestas a luchar por sus metas.

Como fundadora y presidenta de The Purple Hat Society es para mí un placer poder contar con el apoyo de proyectos amigos como Trans Pride, al que considero en muchos aspectos mi casa y a su fundador, Johsué Urrea, un entrañable luchador al cual admiro, respeto y quiero mucho. Pronto ambos proyectos estaremos trabajando hombro con hombro para generar opciones y soluciones diferentes que sean trascendentes.

Me gustaría invitarte a ti, quien lee esta breve presentación a visitar nuestra página Web y nuestra página en Facebook para conocer un poco más de nuestra Misión, Visión, Filosofía, Metas y Propuestas, si bien el grupo está enfocado en las mujeres trans también apoyamos a personas trans en general que deseen participar.
Nuestras puertas están abiertas para generar un Pride diferente, un auténtico Trans Pride de colaboración y de crecimientos individuales.

#GetPurple

Victoria Altair.

Anuncios


Source: Trans Pride World
Conexion Cinco | La Radio de Samantha Love

Tagged as

Continue reading

06AM Ibiza

Conexión Cinco

Current track
TITLE
ARTIST

Background